Empresas Constructoras

Edificación, Rehabilitación y Mantenimiento, junto a la obra civil son los pilares básicos que sustentan las actividades principales de las empresas constructoras. La crisis económica aceleró el proceso de internacionalización de las mismas, acudiendo en muchos casos a países de alto riesgo en donde el cumplimiento normativo se gestiona en muchos casos, siguiendo procedimientos muy diferentes a los que habitualmente se utilizan en Occidente.

Esa diversificación supone que las empresas constructoras, por las distintas actividades que realizan, se vean expuestas a una variopinta legislación tanto a nivel nacional e internacional.

Resulta por lo tanto fundamental, realizar un exhaustivo mapa de riesgos, donde identificaremos y analizaremos los riesgos inherentes al negocio, incorporando posteriormente una serie de controles que permitirán a las empresas minimizar su responsabilidad penal, independientemente del escenario geográfico donde operen.